Skip links

¿Qué es y para qué sirve una factura simplificada?

Las facturas suelen generar una gran cantidad de dudas y confusiones entres los autónomos que están empezando su actividad, motivo por el que en este artículo hemos decidido profundizar sobre las características que tiene una factura simplificada y por qué en ocasiones conviene utilizarla.

Hay dos tipos de facturas que los autónomos pueden tienen a su disposición: la factura completa y la factura simplificada. ¿Cuáles son las diferencias que hay entre ellas? Bueno, una vez que tengas claro la función que cumplen las facturas simplificadas vas a tener muy claras las diferencias que hay entre ambos tipos de facturas.

factura simplificada

¿Qué es una factura simplificada?

Vamos a empezar por lo más básico, explicándote qué es un factura simplificada:

  • Las facturas simplificadas reciben este nombre debido a los datos que se exigen en ella para su confección. Es decir, se solicitan menos datos que los que se tendrían que proporcionar completando una factura completa.
  • En realidad, estamos hablando de un modelo de factura que es más nuevo, aunque está vigente desde el año 2013, del cual podemos decir que sirve como un sustituto de los viejos tiques, pero debes de tener claro que estas sólo sirven en casos muy específicos. 

Estos son los requisitos para poder facturar usando las facturas simples:

  • El importe que se está facturando no debe de superar los 400€ (incluyendo IVA)
  • Que se expida una factura rectificativa. Esto quiere decir que necesitas realizar un tipo de corrección sobre una factura que ya ha sido presentada.

Los dos puntos anteriores suelen ser la regla general, pero lo cierto es que hay algunos casos específicos en donde también se pueden emitir facturas simplificadas para importes de hasta 3.000€ (incluyendo IVA). Esto puede ocurrir en los siguientes casos:

  • Ambulancia
  • Ventas al por menor
  • Servicios a domicilio del consumidor
  • Transporte
  • Discotecas
  • Hostelería y restauración
  • Lavanderías y tintorerías
  • Aparcamientos
  • Autopistas
  • Uso de instalaciones deportivas
  • Revelado de fotos
  • Belleza y peluquería

Desde el cambio de tickets a facturas simplificadas, también se tienen que introducir nuevos datos que se tienen que presentar de forma obligatoria en el documento.

¿Qué información tiene que incluir la factura simplificada?

Estos son los datos que tienen que ser incluidos en la factura simplificada:

  • Número de serie y de factura, siempre de una manera correlativa, igual que si fuera una factura completa.
  • Fecha de expedición de la factura (en caso de que la fecha de trabajo sea distinta esta también tiene que ser incluida)
  • Una descripción sobre los bienes vendidos o los servicios prestados.
  • Datos identificativos del emisor de la factura (Nombre, apellidos, NIF o si es una sociedad solamente se tiene que incluir la denominación.
  • El tipo de IVA aplicado. De forma opcional se puede usar la expresión “IVA incluido”.
    • Por ejemplo: el tipo de IVA aplicado se indica escribiendo en la factura: “21% del IVA”.
  • Importe total de la factura (es decir, lo que se cobrará).

¿Cómo se puede recuperar el IVA de una factura simplificada?

Ahora que ya tienes claro cuáles son los datos que se encuentran dentro de una factura simplificada es muy probable que te estés preguntando: ¿Se puede recuperar el IVA usando una factura simplificada? En este caso la respuesta es sí. Pero esto sólo se puede hacer cuando se cumple con una serie de condiciones especiales.

Con el fin de poder recuperar el IVA de una factura simplificada, es necesario que los siguientes datos aparezcan en la factura:

  • Datos identificativos del receptor, especialmente el domicilio y el NIF
  • Un desglose de la cuota del IVA

Para que esto quede completamente claro ahora vamos a analizar un ejemplo sobre cómo recuperar el IVA usando una factura simplificada:

Para este ejemplo vamos a suponer que un diseñador compra 5 lápices de colores, 2 cartulinas y 7 bolis, para lo que el vendedor tendrá que entregar una factura simplificada que contenga la siguiente información:

  • Número de factura: 708
  • Fecha de facturación: 02-07-2021
  • Juan Martínez Ruiz
  • NIF: 72703327
  • Destinatario: Pablo Rodrigo García. NIF 157800078L C/ Mayor 2 46901 Valencia.
  • 5 lápices de colores, 2 cartulinas grandes, 7 bolis.
  • 21% IVA
  • A pagar = 60€

Como puedes ver en los datos anteriores, el vendedor ha tenido que incluir en su factura los datos que identifican al vendedor y en ella también hace un desglose del importe del IVA, de forma que así lo pueda recuperar.

Lo único que le hará falta al diseñador es registrar la factura en el listado de los gastos para que de esa forma pueda terminar de cumplir con los requisitos que es exigida por la normativa del IVA para que de esta forma pueda ejercer su derecho de recuperar las cuotas que ha pagado de IVA.

¿Cuáles son las principales diferencias con las facturas completas?

Con la información que hemos proporcionado anteriormente ya debes de tener una idea de cuáles son las principales diferencias entre un tipo de factura y otro, pero vamos a profundizar más en el tema para que no haya dudas al respecto:

  • Simplemente se puede poner la contraprestación total en las simplificadas; mientras que en las facturas completas se tiene que desglosar el total en la base imponible, el IVA y la cuota del IVA. Además, que se debe de indicar el tipo de IVA aplicado.
  • Las simplificadas no es necesario incluir el domicilio del emisor; mientras que en las facturas completas es necesario que esté presente el domicilio del emisor.
  • No se tienen que incluir datos sobre el destinatario en las simplificadas, como es el caso del nombre, apellidos, NIF o la denominación completa, así como tampoco es necesario su domicilio; en las facturas completas todos estos datos son necesarios para que sea válida.
  • La cuota tributaria del IVA no es necesario incluirla en las simplificadas; en las facturas completas es necesario que se indique expresamente por separado la cuota del IVA a pagar.
  • Únicamente se tiene que identificar el tipo de servicio o de bienes que se están ofreciendo en las que son simplificadas; en las facturas completas se tiene que incluir una descripción de la operación que se ha llevado a cabo, teniendo que incluir el precio unitario y los bienes prestados.

Ahora ya debes de tener claro qué son y para qué sirven las facturas simplificadas, así como cuáles son las diferencias que tienen con las facturas completas.


¿Tienes alguna duda sobre las facturas simplificadas?

Si es así, contacta con nuestro equipo de GAC

Deja un comentario