Skip links

Descubre qué es la prorrata y su tipología

Seguro que te habrás preguntado alguna vez qué es la prorrata y para qué sirve. La prorrata es un régimen que al principio puede sonar como algo muy complicado, pero que después nos vamos acostumbrando y realmente es algo muy sencillo.

Cuando se trabaja en distintas actividades como autónomo es muy importante que tengamos un completo entendimiento sobre esta regla, así como la forma en la que se tiene que añadir al modelo 390.

Por este motivo en este artículo hemos decidido compartir contigo toda la información que necesitas sobre la relación que hay entre el modelo 390 de Hacienda y la prorrata.

qué es la prorrata

¿Qué es la prorrata y el prorrateo?

Para asegurarnos de que no haya ninguna duda sobre qué es la prorrata y antes de empezar a hablar sobre la relación que hay entre la prorrata y el modelo 390, vamos a conocer más a fondo esta regla y en qué consiste.

En pocas palabras, podemos decir que es una regla de deducción que se pone en marcha cuando se realizan actividades exentas de IVA y otras que no lo están.

Así, no se puede deducir el 100% de todos los gastos de la actividad por la que no se ingresa IVA a la administración, momento en el que entra en juego esta regla.

Por ejemplo, un autónomo que realiza una actividad de formación (que está exenta de IVA) y también realiza trabajo de asesor financiero en régimen general. En este caso no se puede conseguir la deducción en el modelo 303 por completo de los gastos de ambas actividades y dependiendo del nivel de ingresos del IAE de formación, será posible solo deducir una parte.

Con respecto al prorrateo, es la acción de aplicar el régimen a la prorrata. De esta forma, cuando veas que aparece la palabra “prorrateo” vas a tener claro a qué concepto se está refiriendo.

¿Cuáles son los dos tipos de prorrata?

Un detalle importante que se debe de tener en cuenta es que es importante que se conozcan los dos tipos de prorrata que hay, ya que la prorrata en realidad no se calcula igual en todas las ocasiones.

Lo más normal es que un autónomo se acoja a la prorrata general, que es el régimen más común cuando se cuentan con diferentes deducciones. Se trata de un sistema de cálculos en los que se dividen los ingresos sujetos a IVA entre ingresos totales con y sin IVA. Como resultado obtenemos el porcentaje del IVA que se puede deducir porque se ha soportado.

Pero también nos podemos encontrar con la prorrata especial, que es un sistema más sencillo en el que se deduce el IVA de los gastos en régimen general y no los de las actividades que se encuentran exentas.

¿Qué relación hay entre la prorrata y el modelo 390?

Para poder entender la relación que hay entre ambos, vamos a explicar rápidamente para qué se usa el modelo 390:

El modelo 390 es usado como un resumen anual del VA que se recopila en el modelo 303 presentados en el año, siendo este el motivo por el que está relacionado a la prorrata.

De esta forma, podemos decir que el modelo 390 es una declaración informativa, motivo por el que nunca te saldrá a pagar, pero es realmente importante presentarlo debido a que en realidad es obligatorio.

Ahora ya debes de tener un poco más claro cuál es la relación que hay entre el modelo 390 y la prorrata, siendo este el motivo por el que se tiene que cumplimentar el modelo. En realidad, todo lo que tenga relación con el IVA irá al modelo 303 trimestral, por lo que luego tendrá que ir para el modelo 390, que es el resumen anual.

El apartado de la prorrata en el modelo 390

En este aspecto debes de saber que realmente da igual si estás en la prorrata general o en la prorrata especial, ya que lo cierto es que el modelo 390 tiene que ser cumplimentado en los dos escenarios.

Por eso, en este modelo se puede encontrar un apartado especial que está dedicado únicamente a la deducción del IVA en régimen de prorrata. Es una sección que está completamente enfocada a los autónomos que emiten facturas con IVA y que también emiten otras que están exentas de pagar impuestos.

En dicho apartado especial se pueden indicar las distintas actividades que realizas, así como el CNAE que corresponde, el total de las operaciones de cada una de las actividades y el importe de las mismas, el tipo de prorrata y el porcentaje de prorrateo que se tiene que aplicar.

Ten en cuenta que también hay una casilla del modelo 390 en la que se tiene que seleccionar si se está obligado a rellenar el apartado de prorrata. Es la casilla 522 del apartado de IVA deducible dentro del modelo.

Otras consideraciones

La casilla de la que estamos hablando se llama “Regularización por aplicación de porcentaje definitivo de prorrata”, en la que tendrás que completar el resultado de la regularización de las deducciones que has realizado a lo largo del año como consecuencia de aplicar el porcentaje de prorrata.

En caso de que el resultado de esta casilla haga que las deducciones sean menores, entonces tendrás que rellenarlo con un signo negativo

En caso de que hayas deducido más de lo que te tocaba, entonces esa cantidad tendrá que indicarse con un signo negativo, con lo que le estarás informando a Hacienda de que te has quitado gastos.

Pero si has aplicado una prorrata provisional y has deducido menos gastos de lo que te tocaba, entonces será necesario que agregues un signo positivo al modelo.

Verás que en el aparado para la prorrata tendrás la posibilidad de incluir de forma diferenciada cada una de las actividades con la información que es relativa para las operaciones.

En caso de que tengas dudas o complicaciones, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con un asesor o un experto para que te puedan ayudar a resolver todas las dudas que tienes.

De cualquier forma, los modelos se rellenan usando los ingresos y los gastos que se han ido subiendo en el año a la plataforma, por lo que no deberías de tener muchos problemas.


¿Tienes alguna duda sobre qué es la prorrata?

Si es así, contacta con nuestro equipo de GAC

Deja un comentario